Nuestra Historia

En el siglo XVII (1683) de la Orden de Frailes Menores Observantes, surgió una institución franciscana en México, con profundo tinte conventual y monástico, encaminada a la evangelización de nativos del norte del país y a misiones populares en el resto de la Nueva España.

A la vida monástica conventual, estos misioneros asociaban alternativamente intensos trabajos apostólicos, mientras la comunidad como tal seguía imperturbable el ritmo de la vida común, el rezo coral, oración y estudio, sin descuidar la predicación y la administración de los sacramentos en la propia Iglesia. A esta institución se le denominó Colegios Apostólicos de Propaganda Fide. Nuestra Congregación se inició con un profundo carácter de vida conventual y monástico, heredado del espíritu franciscano de los Colegios Apostólicos y transmitido por Nuestro Padre Fundador Fray José del Refugio Morales Córdova, del Colegio Apostólico de Propaganda Fide de Pachuca.

Nuestra Congregación nació a fines del siglo XIX (1874) en la ciudad de México, en medio de las fuertes corrientes de secularización y desacralización de la República Mexicana, fue inspirada por el Espíritu Santo como respuesta a las necesidades del Pueblo de Dios, con la finalidad de conservar, sostener y difundir los grandes valores de la vida consagrada, bajo la protección maternal de la Inmaculada Concepción, Reina de la Orden Seráfica.

(Constituciones Capítulo I, 7- 9)