El miércoles de ceniza es el día con el cual se inicia la Cuaresma, un periodo de 40 días que nos invitan a la reflexión, arrpentimiento y preparación de nuestras mente y nuestro corazón para la fiesta de la Resurrección de Jesús.

Es una celebración contenida en el misal Romano donde se indica que en la misa se bendice y se impone en la frente de los fieles la ceniza de las palmas bendecidas en el domingo de ramos del año anterior.

La ceniza representa un recodatorio de la propia fragilidad y mortalidad de cada uno y que necesita ser redimida por la misericordia de Dios.